30 oct. 2009

Eres celosa cuando la situación lo requiere.

Por norma, no eres celosa pero inconscientemente vas con la antena puesta por si las moscas. Es decir, eres celosa si la situación lo requiere. Conoces perfectamente ese sentimiento que se insinúa en ti de vez en cuando y sabes que cuando llega, es muy difícil controlarlo. Por eso intentas no ver fantasmas donde no los hay. Sin embargo, tu autocontrol no siempre funciona y pueden nacer tensiones con tu pareja debidas precisamente a los celos. Pero recuerda que después de la tormenta, viene la calma.

No hay comentarios: