12 abr. 2010

Diálogo entre el Amor y el Querer

Hace tiempo tuve un sueño, en él dialogaban el Amor y el Querer.
El querer le decía al Amor.
-- ¿Por qué eres tan eterno?.
Y El Amor con gran paciencia respondió.
-- Quizás sea por que no poseo nada.
-- Eso es imposible, - exclamo el Querer - posees todas las cosas, como yo ¿Acaso no somos el mismo ser?.
-- ¿Tú crees? Pues dime ¿Qué es lo que tu posees? Respondió el Querer.
-- El amante que posee al ser amado, el político que posee el poder, el religioso que posee la fe, yo poseo todo aquello que quiero.
El viejo Amor le dijo:
--Ves, tú mismo te respondes, yo cuando amo no poseo al objeto amado. Yo amo a una mariposa en vuelo, amo una flor con su tiempo contado y amo al hombre que en su vida se asemeja al vuelo de una mariposa y al tiempo contado de una flor.
Muy exaltado el Querer exclamó.
-- Eso es una QUIMERA.
En su inagotable paciencia el Amor le responde.
-- El mundo es una QUIMERA. ¿Que crees que soy yo?.

Dicen que "después de la tormenta llega la calma".

Cuando se sufre por amor duele todo, hasta el alma. La mirada se vuelve triste, la sonrisa desaparece, el cuerpo pesa y no hay energías ni para respirar. Tal vez te pasó alguna vez, no importa si fue un noviazgo corto o una relación de años, no importa si pasó hace mucho tiempo o si es reciente, el desamor jamás se olvida, queda sellado dentro de uno como una cicatriz en la rodilla.
Y puede ser que tengas una mínima esperanza de que todos los milagros del mundo te vuelvan a acercar a la persona amada o tal vez sepas que por más que prendas todas las velas no volverá atrás. Mientras tanto los días son eternos, nada parece tener emoción y le imploras al teléfono una conexión telepática.
Caminando por la vereda te parece que aquél es él o aquélla es ella y te palpita más rápido el corazón hasta que un balde de agua fría te trae a la realidad, no era más que una persona cualquiera, ni si quiera parecida, solo que la visión se torna borrosa cuando se sufre por alguien.
Pero todo pasa... como la tormenta, solo que quien está en esa situación no puede más que vivir como en una burbuja con poco aire que hasta que no explota, no deja de pesar la angustia. Cuando pasa (porque el tiempo se encarga de que así sea) y ya podemos mirar desde afuera de la burbuja, no podemos creer vernos en el espejo. Es como volver a ver una foto del pasado después de tanto tiempo.
Y todo pasa, pero no es fácil superarlo.
Lo que te puedo decir a vos, que se que te está pasando algo así, es que no te dejes caer: tenés muchas personas a tu lado que te aman, tenés muchas metas por cumplir, tenés toda una vida por delante que te va a brindar los frutos de tantos esfuerzos y siempre hay una nueva oportunidad para volver a enamorarse...
Te dejo esta frase de René Trossero:
 
                 "Cuando los tiempos difíciles destruyan tu sueño,
                  no te acobardes resignado dejándote destruir por la desgracia.
                 Mira la realidad como un desafío
                 y como una oportunidad para crecer,
                 encendiendo otro fuego sobre las cenizas
                 y edificando otro sueño donde murió el primero".
Paola Arias